El reciente deterioro y su derrumbamiento natural de una casa determinada como «patrimonio cultural» en la ciudad de Guayaquil, nos ha despertado el interés de conocer algo más sobre estas edificaciones y aprender sobre los detalles y motivos de llamarla así y su conservación. En este artículo usted despejará algunas dudas pero, otras nos quedarán pendientes hasta que nuestras autoridades hagan sus pronunciamientos al respecto.

La ‘Perla del Pacífico’, es la segunda ciudad más importante y puerto principal del Ecuador. Su rica historia y belleza atrae a turistas nacionales y extranjeros; además, guarda una gran riqueza patrimonial: iglesias, barrios, museos, monumentos y bustos que reflejan la identidad de un pueblo pujante y orgulloso de sus orígenes.

Si bien el Patrimonio cultural es todo aquel bien de carácter cultural o histórico identificativos de una sociedad y cultura que por su significado merece ser protegido, existen algunas características comunes en la mayoría de los casos, dentro de todo tipo de bien cultural, sea este material, inmaterial, mueble o inmueble.

1. Por y para la sociedad: Todos ellos tienen sentido si son disfrutados por la sociedad en su conjunto. De nada sirve proteger algo si las personas no se identifican con ello, no es representativo y además no es accesible para su disfrute. Por otro lado, debe ser representativo y mostrar una peculiaridad de una sociedad concreta. Si no es así, ¿para qué se quiere conservar entonces?
El significado del Patrimonio cultural es el valor que tiene como elemento identificativo de la sociedad.

Por tanto, el objetivo final de todo Patrimonio es darlo a conocer a la humanidad. Y es que, si no se conoce, la sociedad no podrá apreciarlo ni aprender sobre ello.

2. La materia, ni se crea ni se destruye. El Patrimonio sí: el patrimonio cultural ha sido creado en un momento determinado o durante un período de tiempo. Posteriormente se ha convenido conservarlo por su valor y significado cultural o histórico con el fin de que perdure en el tiempo.
Si no se toman las medidas apropiadas de conservación o se interviene, este bien cultural podría desaparecer. Si esto sucediera, sería imposible recuperarlo puesto que dejaría de existir. Se podrían hacer réplicas de todo tipo pero nunca volvería a ser sí mismo. Sería otra cosa.

3. Su carácter didáctico: el Patrimonio Cultural debe servir para conocer, para aprender del pasado y de nosotr@s mismos. Esto forma parte de los cuatro pilares de la Gestión de Patrimonio. Para que esto suceda, se debe interpretar y filtrar para elaborar el discurso comprensible.
Por esto, todo patrimonio tiene un marcado carácter didáctico para educar en Patrimonio. Muchas veces, el Patrimonio Cultural necesita ser justificado porque puede que represente un colectivo o una sociedad del pasado que no se conoce (sobre todo en el ámbito de la Arqueología). Por eso, es necesario explicarlo de manera comprensible.
A la hora de decidir si un elemento (material o inmaterial) es patrimonio cultural o no, se debe estudiar en profundidad las características del mismo y el significado social que tiene. Siempre, sin perder de vista el objetivo final del Patrimonio que es el de educar y hacer disfrutar a la sociedad. Por tanto, muchas actividades o elementos que pueden ser considerados “cultura” no tienen porqué ser considerados Patrimonio Cultural.

¿CÓMO SE GESTIONA UN PATRIMONIO CULTURAL EN ECUADOR?
Información proporcionada por: Instituto Nacional de Patrimonio Cultural (INPC)
Trámite orientado a emitir una certificación a los bienes inmuebles como patrimonio cultural previo control técnico por parte de Instituto Nacional de Patrimonio Cultural – INPC, de esa manera el usuario podrá conocer si su inmueble pertenece o no al patrimonio cultural nacional.

¿A quién está dirigido?
Ciudadanía en general.
Organizaciones e Instituciones privadas vinculadas con el patrimonio cultural del Ecuador.
Ministerios, GADs e instituciones públicas vinculadas con la investigación, conservación, preservación, restauración, exhibición y promoción del patrimonio cultural del Ecuador.
Organizaciones e Instituciones del sector cultural
Dirigido a: Persona Jurídica – Privada, Persona Jurídica – Pública, Persona Natural – Ecuatoriana, Persona Natural – Extranjera.

¿Qué obtendré si completo satisfactoriamente el trámite?
Certificado de bienes inmuebles como patrimonio cultural

¿Qué necesito para hacer el trámite?
Requisitos Obligatorios:
Solicitud dirigida al Director(a) Ejecutivo(a) o al (la) Director(a) Regional según el lugar donde se presente la solicitud de certificación como bien inmueble patrimonial.
Fotos externas generales del bien (de ser posible fotos internas del bien para determinar el estado de conservación).

Esquema de ubicación del bien. ¿Cómo hago el trámite?
Pasos a seguir de manera presencial o mediante pedido vía Sistema de Gestión Documental.
Solicitud dirigida al Director Ejecutivo del INPC
Entregar la solicitud en las oficinas del INPC
Se remite la respuesta según el trámite.
Pasos a seguir vía Sistema de Gestión Documental.
Solicitud dirigida al Director Ejecutivo del INPC
Se remite la respuesta según el trámite.

Canales de atención: Presencial, Sistema de Gestión Documental Quipux (www.gestiondocumental.gob.ec)

¿Cuál es el costo del trámite?
El trámite no tiene costo

¿Dónde y cuál es el horario de atención?
De lunes a viernes de 08:00 a 16:30
Quito – Ecuador (Matriz).
Av. Colón Oe 1-93 y Av. 10 de Agosto.
Teléfono: (593 2) 2227-927 / 2549-257 / 2227-969 / 2543-527
Riobamba.
Calle 5 de Junio y 1era. Constituyente, Edificio de la Gobernación.
Teléfonos: (593 3) 2965-127
Portoviejo.
Casa Sara Cedeño de Vélez (entre Bolívar y Morales esq.)
Teléfonos: (593 5) 2-650-268 / 2 651-722
Guayaquil.
Numa Pompilio Llona No. 182-184, Barrio Las Peñas
Teléfonos – (593 4) 2628-671 / 2631-577
Cuenca.
Calle Benigno Malo 640 entre Presidente Córdova y Juan Jaramillo
Telefax: (593 7) 2833-787 / 2831-685
Loja.
Calle Sucre y Quito, esquina.
Antiguo edificio. del Colegio 27 de Febrero
Teléfono: (593 7) 3700-710

LA UNESCO, EL ORIGEN DE LOS LLAMADOS «PATRIMONIO CULTURAL»
Patrimonio Mundial, también conocido como Patrimonio de la Humanidad, es el título conferido por Unesco a sitios específicos del planeta (sean bosque, montaña, lago, lago, cueva, desierto, edificación, complejo arquitectónico, ruta cultural, paisaje cultural o ciudad) que han sido propuestos y confirmados para su inclusión en la lista mantenida por el programa Patrimonio Mundial, administrado por el Comité del Patrimonio Mundial, compuesto por 21 Estados miembros a los que elige la Asamblea General de Estados Miembros por un periodo determinado.
El objetivo del programa es catalogar, preservar y dar a conocer sitios de importancia cultural o natural excepcional para la herencia común de la humanidad. Bajo ciertas condiciones, los sitios mencionados pueden obtener financiación para su conservación del Fondo para la conservación del Patrimonio mundial. Fue fundado por la Convención para la cooperación internacional en la protección de la herencia cultural y natural de la humanidad, que posteriormente fue adoptada por la conferencia general de la Unesco el 16 de noviembre de 1972. Desde entonces, 193 estados miembros han ratificado la convención.
Para julio de 2021, el catálogo consta de un total de 1154 sitios del Patrimonio Mundial, de los cuales 897 son culturales, 218 naturales y 39 mixtos, distribuidos en 167 países.2 Por cantidad de sitios inscritos lideran Italia (58 sitios), China (56 sitios), Alemania (51 sitios), España y Francia (ambas con 49 sitios), India (40 sitios) y México (36 sitios).3 Castilla y León y Andalucía (España) son algunas de las regiones del mundo con más bienes culturales Patrimonio Mundial, con 8, junto con las regiones de la Toscana y la Lombardía (Italia), ambas con 8 o más bienes.45Córdoba es la ciudad del mundo con más declaraciones Patrimonio de la Humanidad, con cuatro.6
La Unesco se refiere a cada sitio con un número de identificación único, pero las nuevas inscripciones incluyen a menudo los sitios anteriores ahora enumerados como parte de descripciones más grandes. Consecuentemente, el sistema de numeración termina actualmente sobre 1500, aunque realmente haya 1092 catalogados; con el añadido de que muchos de los Patrimonios de la Humanidad se encuentran divididos en múltiples ubicaciones, aun siendo el mismo sitio, principalmente aquellos que son rutas culturales, conjuntos de un mismo concepto de sitio natural protegido, o paisajes culturales.
Cada sitio Patrimonio Mundial pertenece al país en el que se localiza, pero se considera en el interés de la comunidad internacional y debe ser preservado para las futuras generaciones. La protección y la conservación de estos sitios son una preocupación de los 193 Estados miembros de la Unesco.

Historia y desarrollo
Los Estados Unidos, iniciaron la idea de combinar la conservación cultural con la conservación natural. En una conferencia de la Casa Blanca en 1965 se pidió por una «entidad para el patrimonio de la humanidad» para preservar «las áreas naturales y sitios históricos del mundo para el presente y futuro de toda la humanidad». En 1968 la Unión Mundial para la Conservación desarrolló propuestas similares, que fueron presentadas en 1972 en una conferencia de la ONU sobre ambiente humano en Estocolmo, Suecia.El costo del proyecto fue de aproximadamente 80 millones de dólares estadounidenses, de los cuales casi la mitad fue obtenida de 50 países. Se consideró ampliamente un éxito y esto llevó al desarrollo de nuevas campañas de protección, como la de salvar Venecia y su laguna, las ruinas de Mohenjo-Daro en Pakistán o el templo Borobudur en Indonesia. La Unesco propugnó así, junto con el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios, una convención para proteger el patrimonio cultural común de la humanidad.En 1959, el gobierno egipcio decidió construir la presa de Asuán, lo que generaría la inundación del valle en el que se encontraban tesoros de enorme valor arqueológico e histórico como los templos de Abu Simbel. Entonces la Unesco lanzó una campaña internacional de protección de estos tesoros. Los templos de Abu Simbel y de File fueron desmontados, transportados a un sitio más alto y reconstruidos con exactitud pieza por pieza.
Un solo texto fue aprobado por todas las partes, y la «Convención sobre la Protección del Patrimonio Mundial Cultural y Natural» fue adoptada por la Conferencia General de la Unesco en su XVII reunión celebrada en París el 16 de noviembre de 1972.
Comité del Patrimonio Mundial
El Comité del Patrimonio Mundial se reúne una vez al año, y se compone de representantes de 21 de los Estados Partes elegidos por la Asamblea General. En su primera sesión, el Comité aprobó su Reglamento Interno del Comité del Patrimonio Mundial. Este Comité de 21 miembros, es responsable de la aplicación de la Convención del Patrimonio Mundial, define el uso del Fondo del Patrimonio Mundial y asigna ayuda financiera a petición de los Estados. Tiene la última palabra sobre si una propiedad estará inscrita en la Lista del Patrimonio Mundial. Examina los informes sobre el estado de conservación de los bienes inscritos y pide la toma de medidas correspondientes a los países cuando los sitios inscritos no están siendo manejados adecuadamente. También decide sobre la inscripción o supresión de bienes en la Lista del Patrimonio Mundial en Peligro.

Proceso de selección y propuesta
El proceso comienza cuando un país desarrolla un inventario con todos sus sitios con características naturales o culturales significativas para ser incluidos en la Lista Provisional, y es importante porque un país no puede nominar un sitio que no haya estado incluido en esta. A continuación, puede seleccionar un sitio de esta lista para ubicarla en un Expediente de Candidatura. El Centro del Patrimonio de la Humanidad ofrece ayuda en la confección de este expediente, el cual debe ser lo más completo posible.
Posteriormente el expediente es evaluado independientemente por dos organizaciones: La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) y el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS, por sus siglas en inglés). Estas entidades elevan después sus recomendaciones al Comité del Patrimonio de la Humanidad. El Comité se reúne una vez al año para determinar si incluir o no cada sitio candidato en la lista definitiva, y a veces aplaza su decisión para solicitar más información a los Estados miembros. Hay diez criterios que un sitio debe cumplir, en uno o más puntos, para ser incluido en la lista.

Criterios de selección
A finales de 2004, había un grupo de seis criterios en el ámbito cultural y otros cuatro en el ámbito natural. En 2005, esto se modificó y se unieron para que hubiera un único grupo de diez criterios (los 6 primeros para bienes culturales y los 4 últimos para bienes naturales). Para ser incluido en la lista del Patrimonio de la Humanidad, un sitio debe tener un «valor universal excepcional» y debe satisfacer algunos criterios de selección.

Por Destinos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.